Mikrorrelatoak

He olido a vaca

Mira que nunca me han atraído los animales (es lo que tiene ser urbanita), pero resulta que hoy me he despertado oliendo a vaca. Y he corrido a abrir el balcón para que el perfume a caca inundara mi casa. Pero nada. Todo era un sueño. Es Viernes de Dolores y en el centro de Llodio no hay ni una vaca, ni un caballo, ni una oveja. Ni siquiera un gallo de cresta colorada.

El virus con corona me ha chafado la fiesta. Me ha anulado los cinco sentidos. No huelo a vaca, ni veo potokas, ni escucho a los bueyes mugir; no puedo saborear un talo, ni tocar a una esquiva oveja latxa. Con esta desazón, voy a preparar el condumio de este último viernes de Cuaresma, el previo a la Semana Santa.

La pandemia me ha dejado sin la comida anual del club de Las Lolas, pero no va a privarme de celebrar la feria por mi cuenta. Me sirvo un vinito mientras improviso un menú digno de una confinada. Me voy a poner otro mientras el guiso reposa y un tercero..., que para eso lo voy a festejar como si estuviera castigada.

¡Pero si veo una vaca y el aroma a estiércol entra ya por la ventana! ¡Qué bien cantan Los Arlotes y cómo me relamo con este trozo de tarta! Por la tarde, no me pierdo a la Coral, que actúa en la parroquia y, de paso, acariciaré el manto de la Virgen de Los Dolores, una imagen muy llodiana. Hoy es fiesta en mi pueblo. Y yo, aunque con la imaginación, hoy sí que salgo de casa.

Mari Jose

Alkatea, Ander Ańibarro Auzoen zinegotziak 2019-2023 Legegintzaldirako Plana Ekintzen jarraipena: kontu ematea Gardentasun ataria Egin zure ekarpenak Hurrengo ekintzak Egin ezazu zure kontsulta / Hobe ezazu zure herria Manda tus noticias a la info-agenda Zuin Egoitza elektronikoa Diru-laguntzak Helbideratu ure zergak Prestakuntza-ikastaroak Nire ordainketa Zure Laudio Ikus industrialdea 2030 Agenda, udalerriaren garapen jasangarrirako ibilbide-orria Laudio Top Zinema Autobus ordutegiak Laudio Garapen Agentzia